sábado, 22 de junio de 2013

La A-27, Abertis y el Consejo Asesor de Infraestructuras del PP


Según una noticia aparecida en los medios de comunicación, Abertis ha propuesto al Ministerio de Fomento acabar la autovía Tarragona-Montblanc (A-27), a cambio de cobrar peaje en la futura autovía o bien alargar la concesión de la AP-2, que acaba en 2021.



A partir de las declaraciones de la ministra Ana Pastor al respecto (según la misma noticia), y de los datos oficiales del Mapa de Tráfico 2011 del Ministerio de Fomento (último publicado), se puede concluir que:

·        El proyecto principal del tramo Tarragona – El Morell estaba en marzo de 2013 totalmente pagado, pero tiene “un modificado de 8,1 millón de euros, dos obras complementarias y otros 14,5 millones aún no adjudicados”. La IMD de la N-240 en este tramo está en torno a 20.000 vh/día.
 
·        El tramo El Morell – Variante de Valls tiene pagado más del 50% de la obra, pero tiene “un modificado de otros 5,5 millones de euros”. Prácticamente el 50% de la obra del tramo de la variante de Valls está pagado, aunque existe un modificado de unos 2,5 millones de euros. La IMD en estos dos tramos está en torno a los 13.000 vh/día, en la actual carretera N-240.
 
·        El tramo Variante de Valls – Montblanc tiene certificado un 15% de la obra aproximadamente, y también ha sido solicitado un modificado. No obstante, la IMD en este tramo de la actual N-240 es de 2719 vh/día, un valor muy inferior a los 10.000 que se suele utilizar como orden de magnitud para la necesidad de duplicar una carretera.
 
·        El tramo de AP-2 entre Montblanc y el Mediterráneo tiene en gran parte de su recorrido IMDs inferiores a 10.000 vh/día, y sólo al acercarse al Vendrell aumenta a 12.500 vh/día. Se trata, por lo tanto, de una autopista con un tráfico muy por debajo de su capacidad.


Los datos de tráfico demuestran que el tramo de N-240 donde es necesaria la duplicación se sitúa entre Valls y Tarragona. Se comprueba que esto es coherente con la marcha de las obras, y que en estos momentos de crisis no existe ninguna necesidad de acelerar la ejecución del tramo Montblanc - Valls. Nadie lo entendería, y mucho menos en la situación de crisis en la que nos encontramos, donde tantos recortes está sufriendo el llamado Estado de Bienestar.

No obstante, Abertis propone al Ministerio duplicar la N-240 desde Montblanc, a cambio de su concesión futura, o de alargar la concesión que tiene en la AP-2.

Es probable que, dado el avanzado estado de las obras entre Valls y Tarragona, Abertis sea consciente de que directamente no podría pedir la concesión de ese tramo únicamente, ya que esto iría en contra de las reglas del propio Ministerio de Fomento: la Unión Europea no consideraría que el “riesgo de construcción” se está transfiriendo al concesionario, puesto que dicha obra está ejecutada en un elevado porcentaje. Y que por eso pida acelerar la autopista Montblanc - Valls, algo que carece de sentido técnico.

Es probable que, analizando el grafo de la red, Abertis sea consciente de que es muy difícil que el Ministerio de Fomento permita que la A-27 (nombre que recibe la duplicación de la N-240) sea de peaje, puesto que, aunque no son estrictamente paralelos, ya existe otro itinerario de peaje entre Montblanc y el Mediterráneo (la AP-2, donde la concesionaria es precisamente la propia Abertis).

Es probable que, mirando el calendario, Abertis sea consciente de que los plazos de sus rentables concesiones (como por ejemplo la AP-2) se aproximan peligrosamente al final, y por ello esté imaginando soluciones a sus problemas, no vaya a ser que se acerquen las elecciones y entonces sea impopular para el gobierno del PP prorrogar el plazo de las autopistas. Y, tal y como están las cosas, lo de dejar la prórroga para la próxima legislatura parece un escenario muy inestable para Abertis.

Abertis, como empresa privada que es, hace bien en cuidar sus intereses... Pero si la respuesta a su propuesta de terminar la autovía Tarragona-Montblanc (A-27), a cambio de cobrar peaje en la futura autovía o bien alargar la concesión de la AP-2, dependiese de los técnicos del Ministerio de Fomento, probablemente le diríamos:

  • Que muchas gracias, pero que en estos momentos no es prioritario el tramo Montblanc – Valls, porque no pasan casi coches, y según la ministra Ana Pastor “el tiempo de las obras faraónicas ha acabado”.
  • Que muchas gracias, pero que el tramo Valls – Tarragona está ya muy avanzado, y que no están las cosas como para dar concesiones en términos de fraude hacia las reglas de Eurostat. 
  • Que para solucionar el problema del tráfico de la N-240 entre Valls y Tarragona, hasta que terminen las obras, vamos a pensarnos liberar antes de tiempo la AP-2 desde Montblanc, que no lleva mucho tráfico, para que canalice los tráficos hacia el Mediterráneo Norte, e igual hasta ganamos todos (“Incluso ustedes, señores de Abertis, que les pagaremos el lucro cesante. Ah… ¿Que es que ustedes están ganando mucho más con la AP-2 que el hipotético lucro cesante? Pero no hombre, no, eso no puede ser, en unos momentos en los que los ciudadanos están sufriendo tantos recortes”).
Claro, que a lo mejor el Partido Popular prefiere no preguntar a los técnicos del Ministerio de Fomento, y crear un consejo asesor para políticas de infraestructuras, formado por “grandes profesionales del sector”, que busque modelos alternativos para recuperar inversiones.


… A uno se le ocurren dos preguntas, así, a bote pronto:

  • ¿Esos “grandes profesionales del sector” no serán Caminosaurios de los que aparecen en los famosos papeles de Bárcenas?

2 comentarios:

  1. Mª José Agra23/6/13 11:20

    Parece mentira, que a mi edad, pero se ve que todavía "cándida",me pregunte: ¿Como es posible que a esto se le llame damocracia, cuando los "señoritos" campan a su anchas por nuestras autopistas,hospitales colegios?, solo que ahora como hay carreteras pagadas por todos nosotros, ya no van en caballos, sino en coches de lujo, pagados también con nuestra plusvalia. Cambian las formas, pero no el fondo, la historia siempre es la misma.....Yo también sigo soñando. Saludos

    ResponderEliminar
  2. En el caso del tramo de autovía entre Valls y Montblanc, no estoy de acuerdo en que no sea necesario su conversión en autovía. Es cierto que el tramo de la N-240 solo tiene un tráfico de unos 2.700-2.900 vehículos pero si sumamos el tráfico de la C-14 entre Alcover y Montblanc (que es de unos 11.000-12.000 vehículos diarios), obtenemos que ese tramo de autovía podría tener casi un tráfico de unos 14.000 vehículos. Por lo tanto, ese tramo entre Valls y Montblanc si es necesario.

    ResponderEliminar