miércoles, 16 de noviembre de 2011

La pregunta sin respuesta. O peor. Con respuesta (octubre de 2011)

El día 24 de octubre asistí al acto organizado por el Colegio de Caminos “Jornada de debate abierto sobre las infraestructuras con los partidos políticos”. Los invitados fueron Rafael Simancas (PSOE), Andrés Ayala (PP) y Rafael Soriano (UPyD). Estaba prevista la asistencia de representantes de IU y CiU, pero, como dijo el moderador, “estuvieron todos los que quisieron estar”.

Fue el primer día después de meses que llovía en Madrid. Ésa fue la excusa utilizada para justificar el retraso de más de una hora de los dos primeros. Eso, y que los transportes en Madrid funcionaban mal. Mal, sí, mal empezamos.

De la elocución de los invitados no voy a hablar. Ni de su cara de póquer ante la enumeración por parte de Juan José Potti de los presupuestos licitados desde el Ministerio de Fomento en obras de refuerzo de firme de carretera durante el último lustro, que, cual hipérbola, tiende a cero. Tampoco del escándalo que se formó en la sala cuando varios ingenieros de caminos comenzaron a gritar llamando mentiroso a Rafael Simancas, tras la desfachatez de éste al afirmar, literalmente “El AVE va como un tiro. Todas las líneas en servicio del AVE en este país son rentables”.

No voy a hablar porque estas cosas quedarán para el recuerdo de los que estuvimos allí. Porque la nota de prensa publicada en la página web del Colegio da una versión, digamos, muy políticamente correcta de lo que allí pasó. Literalmente, porque seguro que los políticos de PSOE y PP ven correcto ese resumen. Yo, desde luego, no. Como esto es opinable, y como creo que la sesión fue grabada (según tengo entendido que comunicaron desde el Colegio a los ponentes), rogaría al Colegio que ponga a disposición de los colegiados ese valiosísimo documento. Que refleja cómo los dos grandes (por dimensión) partidos de este país no tienen reparos en ir a contar mentiras sobre ingeniería y construcción al mismísimo Colegio de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos.
De lo que voy a hablar es de mi pregunta. La que abrió el debate. De la que nada dice la nota de prensa del Colegio. La transcribo:

Buenos días. Soy Manuel de Lucas, técnico superior de la Dirección General de Carreteras del Ministerio de Fomento. Además, desde verano colaboro en mis ratos libres con el Grupo de Trabajo de Fomento de Unión, Progreso y Democracia. Les quiero preguntar al señor Simancas y al señor Ayala por un tema concreto: la autopista Benavente – Zamora.

Esta actuación fue la punta de lanza del Plan Extraordinario de Infraestructuras presentado por José Blanco en abril de 2010, y, tras un año y medio de congelación, no ha sido licitada hasta este verano, casi un mes después del anuncio de adelanto de las elecciones generales.

El presupuesto total de la licitación (como saben en formato Participación Público Privada) asciende a más de 1300 millones de euros. Una estimación de los costes de construir la autovía, conservarla y explotarla durante 27 años sin acudir al mercado PPP podría estar en torno a 330 millones de euros. Mil millones menos.

Por otro lado, la carretera N-630 de Benavente a Zamora presenta un buen trazado, un índice de accidentalidad y de mortalidad reducido, y un tráfico escaso (los últimos datos oficiales del Ministerio de Fomento, Mapa de Tráfico 2010, arrojan una IMD de 4510 vh/día entre Benavente y Montamarta, y sólo en el entorno urbano de Zamora esos valores aumentan a 8570 vh/día. En todo caso valores claramente inferiores a los 10000 que se suele utilizar como orden de magnitud para la necesidad de duplicación de una carretera).

Parece que en los tiempos que corren este dinero podría ser empleado en otros sectores. Recordemos por ejemplo los recortes en educación y sanidad públicas que se están produciendo en el país. O, sin salirnos de nuestro ámbito, y hablando de conservación de infraestructuras, uno de los temas de este debate, recordemos que en 2010 no se ha licitado ninguna obra de refuerzo de firme en las carreteras de la red estatal.

Estos son los datos técnicos. Ahora vienen las preguntas para intentar comprender el comportamiento de los decisores políticos.

  • Tanto al señor Ayala como al señor Simancas: a la vista de estos datos, ¿les parece una utilización eficiente de la Participación Público Privada en tiempos de escasez?
  • Al señor Simancas: ¿cuáles son los motivos que han llevado a los decisores políticos a decidir la licitación de la autovía Benavente – Zamora? Y también, ¿por qué se ha hecho después de un año y medio de congelación, al final de la legislatura? ¿Por qué se lanza una (cuando menos) discutible actuación que no se resolverá con el mismo equipo decisor que la propuso? (recordemos que algunos altos cargos del Ministerio ya han dejado sus “altos cargos” para dedicarse a la campaña electoral). En cuanto a los motivos de la actuación, espero que en este Colegio de Ingenieros de Caminos, que para mí merece un profundo respeto técnico, no se me conteste en términos tan vagos y poco defendibles como “la necesidad de cerrar un eje de comunicación tan importante para la cohesión del país como la Autovía de la Plata”. Lo siento, esa respuesta no me vale.
  • Al señor Ayala: conocemos que el Grupo Parlamentario Popular en el Senado ha presentado al Tribunal de Cuentas el día 6 de septiembre una solicitud de fiscalización del contrato de concesión de obras públicas de dicho tramo de autovía, en términos parecidos a los aquí expuestos. La pregunta es: ante la posible victoria electoral de su partido ¿pararán este contrato? También le pido que concrete la respuesta, y no diga que en su momento lo estudiarán los técnicos. Los técnicos seremos los mismos (los funcionarios del Cuerpo de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos del Estado), los datos técnicos objetivos también serán los mismos y lo único que previsiblemente cambiarán serán los altos cargos y sus asesores.

Os resumo las respuestas. Hablo de memoria, pues ya ha pasado una semana desde entonces. En todo caso, con la grabación de la jornada que he mencionado, este resumen podría ser matizado por alguien. Sin otro interés que informar lo cuento. Es lo que a mí se me quedó.

El señor Ayala me respondió que como el debate era libre, y todos teníamos derecho a expresarnos y a decir lo que creyéramos adecuado, él se reservaba el derecho a no contestarme. No tenía necesidad de decirme lo que su partido iba a hacer o dejar de hacer.

El señor Simancas fue más prolijo. Me contestó que la razón de ejecutar esa autovía es que los representantes políticos elegidos mayoritariamente en esas regiones habían pedido la infraestructura. Dio la vuelta a mi pregunta para decir que si los altos cargos habían dejado sus cargos para hacer campaña era para cumplir la ley. Y criticó que mi pregunta hubiera sido escrita por uno de los invitados, en clara referencia al señor Rafael Soriano. Cosa que es totalmente falsa.

El señor Soriano, por alusiones, contestó que me había conocido esa misma mañana, porque yo me había acercado (durante la hora que nos hicieron esperar Ayala y Simancas) a comentarle que iba a hacer una pregunta sobre la autovía Benavente – Zamora, y a pedirle su opinión. Y que me había respondido, sin leer la pregunta, que claro que le parecía bien que cualquier ciudadano pudiera preguntar lo que considerase adecuado a sus representantes electos. Terminó añadiendo que si Simancas hablaba de esas prácticas de preparar preguntas a los miembros del auditorio seguramente sería porque en su partido las conocían. Pero que en ningún modo era la manera de proceder de UPyD.

Sentí pena de que en una sede de elevado prestigio técnico como el Colegio el representante del partido que gobierna España admitiera con tanta suficiencia que las decisiones técnicas han quedado supeditadas al número de votos que pueden rapiñar.

Termino con una reflexión, que cada vez compartimos más personas en este país: "El primer paso necesario para cambiar algo que no nos gusta está en nuestras botas. Lo tenemos que dar nosotros".

Manuel de Lucas Téllez de Meneses
Colegiado nº 18072

2 comentarios:

  1. CURIOSA LA RESPUESTA DEL SR AYALA: "como el debate era libre, y todos teníamos derecho a expresarnos y a decir lo que creyéramos adecuado, él se reservaba el derecho a no contestarme. No tenía necesidad de decirme lo que su partido iba a hacer o dejar de hacer" SI ESTÁN PIDIENDO NUESTRO VOTO IGUAL SÍ DEBERÍAN CONTARNOS QUÉ ES LO QUE SU PARTIDO VA A HACER, EN MI OPINIÓN, UNA RESPUESTA BASTANTE PENOSA PERO CLARO, ASÍ SON Y ASÍ SE MUESTRAN

    ResponderEliminar
  2. Anónimo3/6/13 2:15

    Esto es lo que hemos estado fomentando con nuestro voto y apoyo estos últimos 30 años, y no sólo me refiero a la política, sino al Colegio, que permite estos despropósitos y no defiende a los profesionales.

    ResponderEliminar